política fiscal frente económico

Incluso en los capitalistas, impulsadas por el mercado economías como Estados Unidos, el gobierno juega un papel importante en la orientación de la economía. La política económica es un término amplio que se utiliza para cubrir una amplia gama de otras políticas, como la política monetaria, la política comercial y las políticas de redistribución. Las herramientas que utiliza el gobierno para regular la política económica incluyen impuestos y gastos poderes, así como la influencia sobre las tasas de interés y la oferta monetaria.

Una de las dos herramientas principales para dirigir la política fiscal es el código fiscal y la política fiscal. Mediante el control de la cantidad de individuos de dinero y las empresas deben pagar en impuestos, el gobierno puede influir en la cantidad de dinero a las entidades tienen disponible para el gasto, lo que influye en la demanda. Por ejemplo, si el gobierno reduce los impuestos, los consumidores serán capaces de comprar más bienes, lo que aumentará la demanda de esos bienes y promover el crecimiento económico. Además, los impuestos sobre los individuos más ricos es una manera en que el gobierno trabaja para redistribuir la riqueza de la clase alta a la clase baja.

Otra herramienta de política fiscal a disposición del gobierno es su propio gasto. Cuando el gobierno desea promover el crecimiento económico, se puede aumentar la demanda no sólo dando a los consumidores más dinero para gastar a través de impuestos más bajos, pero también a través de gastar su propio dinero en bienes y servicios finales. Del mismo modo, si el gobierno desea reducir la velocidad de un sobrecalentamiento de la economía, se puede recortar el gasto público para ayudar a reducir la demanda. Por otra parte, en relación con la imposición individuos más ricos a tasas más altas que el resto de la población, el gobierno gasta dinero en programas de asistencia social dirigidos a los pobres y la clase media como la otra punta de la política redistributionary.

El nivel de las tasas de interés es uno de los medios por los que la Reserva Federal puede influir en la economía a través de la política monetaria. Mediante la reducción de las tasas de interés, la Reserva Federal está haciendo menos costoso pedir dinero prestado, lo que significa que las empresas pueden invertir más fácilmente en la expansión de sus operaciones. Además, la disminución de las tasas de interés reducen el incentivo para que los consumidores a ahorrar dinero, lo que provoca a gastar más de sus ingresos disponibles y estimular la demanda.

La Reserva Federal también controla la oferta monetaria en la economía. Si la Reserva Federal quiere reducir la velocidad de un sobrecalentamiento de la economía, por ejemplo, puede reducir la oferta de dinero circulante en la economía, lo que disminuirá la demanda reduciendo la cantidad de dinero que los consumidores tienen que gastar. Además, la reducción de la oferta monetaria puede ayudar a frenar la inflación en una economía en expansión.

Otro elemento importante de la política económica del gobierno es la política comercial. Mediante el uso de los aranceles y otras barreras al comercio, el gobierno puede proteger ciertas industrias nacionales, haciendo que sea más difícil para las importaciones extranjeras a competir con los productos nacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *